SPAC
Portada > Webzine > Temas subjetivos > Entrevistas > Entrevista a Laureyne

Entrevista a Laureyne

(sobre el Museo poético Emmy, y más)

Lunes 29 de septiembre de 2008, por El Clérigo Urbatain

Urbatain: Estoy aquí con Laureyne, autora del Museo poético Emmy, una aventura que... bueno, mejor que la describa ella misma. ¿Qué es el Museo Poético Emmy?

Laureyne: Es un homenaje a Emmy, un amor colombiano que falleció. Ante y durante su estada en el hospital le estuve escribiendo poemas. No me bastaba con tenerlos en un blog... tenía que hacer llegar los poemas de alguna otra manera...


Antes ya había intentado programar un juego con los ellos. Se trataba de un corazón en el que el jugador podía leerlos con cada latido y con unas lluvias cristalinas que hacían una melodía dulce... Pero no lo acabé y tampoco sé dónde está el fragmento que programé.

Urbatain: Quizás ahora tienes la oportunidad de desvelar quién fue Emmy realmente, que enfermedad tuvo, entrar en detalles, etc, ¿O mejor dejarlo tal y como está?

Laureyne: Emmy había tenido un accidente automovilístico y quedó prácticamente inmóvil. Cuando me conoció quiso operarse para volver a moverse... y entonces se disparó un tumor cerebral. De todos modos lo que acabó con ella fue un simple paro respiratorio... Su hermana Lupe y los médicos no creyeron que la tos que tenía Emmy fuera grave... pero se equivocaron. De todos modos, si me lo permites, os dejaré leer aquí un poema que le escribí a Lupe sobre la muerte de su hermana y cómo nos sentíamos.

Píldora de la amargura

Llegó la noche mucho antes de lo esperado...
Eran nubes negras que cubrieron el sol
y que sólo dejaban ver de vez en cuando
la luz de un relámpago o dos.

El suelo retumbaba con los truenos...
Allá a lo alto del acantilado
un solo roble se estremecía
resistiendo con esfuerzo al viento feroz.

Pasaron las horas y la lluvia caía...
El árbol se agitaba y triste veía
cómo se rompían sus ramas,
cómo se le iba la vida.

Y entonces pasó...
Un rayo partió el roble en dos
y una ráfaga aire furioso arrojó
ambas partes al abismo.

Se podía oír el crepitar del fuego
lamiendo la madera.
Podía oírse los lamentos
de dos almas casi gemelas.

El fuego se iba extendiendo
hasta unirse en un abrazo
y la lluvia que seguía cayendo
acabó por apagarlo.

No queda nada del gran árbol
y apenas si se reconocen
dos astillas carbonizadas
de lo que fue un robusto roble.

Dime, Lupe, ¿tal vez podremos
escribir con ellas nuestros nombres?
Sólo tiznan y ensucian
pero tienen alguna utilidad
o tal vez no tengan ninguna
pero se la podamos dar...

Nos arrancaron de raíz,
nos partieron en dos,
nos carbonizaron el alma,
nos ensuciaron el amor,
nos dejaron sin vida
y trataron nuestro corazón
como si fuera piedra curtida
que no sintiera el dolor...

Pero yo estoy...
... y tú estás.
Somos dos astillas carbonizadas
que fácil podemos flaquear
y deshacernos en una mano salvaje
que no nos sepa tratar,
es por eso que te lo digo...
YO ESTOY...
... y TÚ ESTÁS.

Urbatain: Ya has dado una retaila de detalles sobre quién eres en el foro, pero, ¿cómo conociste la aventura?

Laureyne: Hay un chico, no sé si es ciego, de la ONCE que crea aventuras conversacionales. Gracias a una chica que las jugaba, yo las conocí. Esto fue cuando tenía unos 16 años. Jugué a "En tierra bárbara", "Dunning Cross", "Interpol"... Yo quería programar también pero no tenía ni idea de cómo se hacía... Luego, hace ya bastantes años, vi el CAAD. Y hace más de un año y medio, quizá de dos, que programo...

Urbatain: ¿El museo Poético Emmy es tu primera aventura? ¿En ese caso cómo decidiste meterte en el mundo de crear aventuras?

Laureyne: No, yo ya programé bastantes. La primera fue "Las bragas de la abuela Petra", y siguieron "Esperanza Esperancis", "Emmy", "El verdadero Dios", "La casa del terror", "CumpleRoy"... Pero no sé dónde están (a excepción de "El verdadero Dios", que aún no sabía nada y por un punto y coma que me dejé y que no encontraba... la borré). Enteras tengo "El vagabundo", "La vieja Antonieta", "Delfina", "Museo Poético Emmy", "Cumpleaños" y "Porquinus Rosae". Fue Morgul, tras jugar a "Museo Poético Emmy", que me decía que la subiera al CAAD. Igual que me pide que participe a no sé qué concurso con un juego que tengo a medias donde aparece una momia (y también tengo por finalizar "Doña Floreada" y una de un payaso). O sea, yo ya estaba metida... pero no iba a participar...

Urbatain: Háblanos del desarrollo, con tus limitaciones naturales, ¿cómo programaste Emmy? ¿Qué hardware y software especial usaste?

Laureyne: Nada, como el resto. Lo único es que mi ordenador tiene el programa Jaws, pero yo, porque soy deficiente visual y auditiva, utilizo un aparato que se llama línea braille que me pasa a puntos lo que hay en pantalla. Pero lo programé como todos... a mano, con módulos y compilando.

Urbatain: Hablando de accesibilidad, ¿nos puedes comentar qué sistemas que hayas probado son más accesibles? Por ejemplo, ¿has probado Inform 7? ¿Hay algún impedimento que te gustaría mejorasen en infórmate para hacerte la vida más fácil?

Laureyne: Pues, hasta hace poco (hasta que me pusieron el último Jaws... que ya hice que me pusieran el que tenía), podía jugar a las Z5, pero ahora sólo puedo con Gluxe. Aunque esto no tiene que ver con Inform, por ejemplo, sino con el Jaws. De todos modos hay juegos, como "El abuelo Porretas" y otros (que no son de inform), que no están accesibles. Pero no es sólo del programa, tiene que ver el Jaws también. Y no, no probé la versión 7, si hablamos de los intérpretes.

Urbatain: Me temo que la mayoría de la gente programe en Glulx es poco probable, porque este sólo se suele usar para juegos intensivos en multimedia. La máquina Z es más portable, se puede correr incluso en una Game Boy de Nintendo. En ese caso te recomiendo que vuelvas a atrás con el JAWS o debe de haber algún problema de configuración interna del JAWS. Iba a decirte que Glulx y WindowsFrotz poseen la opción de lectores de voz, pero claro... es absurdo pues tú usas linea braille... o quizás el mecanismo es el mismo. Por si acaso, te pego un par de enlaces. Uno es una versión especial de Winfrotz pero enlazado con un lector de voz: http://www.binaryrevelations.com/iftts/index.php

Y este otro intérprete se llama Gargoyle. Es un multiintérprete, por tanto te servirá para ejecutar cualquier aventura de cualquier sistema de los más actuales: http://ccxvii.net/gargoyle/index.html

Laureyne: Los probaré. Mil gracias. Pero, de todos modos, no está de más hacer una copia de Glulx. A fin de cuentas sólo es compilar con un -G, nada más.

Urbatain: ¿Y en cuanto a aventuras? ¿Has jugado muchas? ¿Las encuentras accesibles?

Laureyne: Las jugué casi todas. De hecho me las bajé todas. Lo único es que ahora no puedo seguir jugando las de Z5, por eso en el foro pedí que las compilen también para Gluxe. Me gusta mucho jugar... Algunas son mejores que otras, pero eso no quiere decir nada... las juego igual, aunque tampoco quiere decir que las haya terminado todas, por supuesto.

Urbatain: Me comenta Morgul que te pregunte por la posibilidad de la comercialización de las aventuras. De ganar dinero con ellas.

Laureyne: Yo le comenté que por qué no se vendían... porque, como dije, Antonio Cortés las vende a través de la ONCE. Claro que las suyas son muy largas, pero en el CAAD hay extensas también... De todos modos no creo que sea la extensión lo que importe e igual se pudiera hacer un cd con el programa para jugarlas y con algunas aventuras. De todos modos, todavía estoy por averiguar cómo lo hace Cortés para venderlas. Cuando lo sepa yo os avisaré.

Urbatain: En cuanto a la cuestión monetaria. No vendemos porque esto es una tendencia artística. Lo hacemos por amor al arte, y aunque pudiésemos llegar a un acuerdo, poco probable, con la ONCE como Antonio Cortés, aún así aqui hay gente que jamás pagaría por algo del cual lo tienes en abundancia, de calidad y gratis, y por otro lado, la mayoría de los autores no venderían sus obras por principios. Además, yo mismo traté de hacer un contacto con la ONCE sencillamente para dar a conocer CAAD, dado el mayor nivel de distribución y convocatoria que tiene la ONCE, y la respuesta fué nula, sospecho yo, porque no había factor monetario de por medio. He de recordar que la ONCE no es una ONG, sino una empresa hecha y derecha.

Laureyne: Yo ya di a conocer el CAAD a la tiflotécnica Raquel. De todos modos lo voy a promocionar con los tiflos de Madrid.

Urbatain: Eso sería genial. Yo también traté de contactar a nivel local con la sucursal de la ONCE en mi pueblo, pero el mismo director tenía las manos atadas y ni siquiera pudo introducir el disquete de muestra que llevaba. Creo que es mejor promocionar a nivel local, u organizaciones de usuarios aparte de la ONCE. Cambiando de tema, ¿qué otros proyectos tienes?

Laureyne: ¿De juegos? Lo dije en otra pregunta, pero... por lo demás, que igual y a alguien le interese, escribo. Lo mío es la escritura y la programación. Hago páginas web, sí, pero ahora lo tengo algo abandonado. Lo que no abandono nunca es la escritura. Ahora mismo estoy con la novela "Jennie", que la propia Jennie me la hace escribir a presión (casi cada noche le tengo un capítulo para que lo lea)...

Urbatain: No dudes en pedir ayuda, no por tus limitaciones, sino por novata, en el Museo poético se nota que es tu primer juego (publicado), pero a la vez has logrado algo innovador, sencillo, los puzzles casi entorpecen el paseo por la poesía. Son lógicos, de lógica aventurera, pero no están desarrollados para que alguien que no conozca este mundillo pueda solventar fácilmente. Y creo que tú puedes arrojar una luz nueva a este medio con aventuras originales. Y bueno, principalmente, todo el mundo debería de testear sus juegos para que tengan una correcta jugabilidad.

Laureyne: No te preocupes que de ser necesario yo pregunto. Pero que me digan los errores, pues si fuera todo perfecto... no programaría.;)

Urbatain: Y no basta con preguntar, hablo de testeo, testear un juego antes de publicarlo, yo es que soy el que echa las broncas de testeo por aqui je, je. Aunque veo que has hecho muchos juegos, estos no han sido puestos ante el gran público (nosotros) y por tanto será evidente sus carencias, ergo... ¡Dale testeo!

Laureyne: Se suponía que primero las jugaría Morgul...

Urbatain: Bien entonces, en cuanto a tus proyectos, ¿veremos próximamente en CAAD alguna obra tuya nueva, o antigua por publicar?

Laureyne: Me da un poquito de cosa. Ya dije que Morgul casi me lo tuvo que suplicar.;) Pero puedo subir las que están... y si hay algún error que me avisen, porque ya dije que si fueran perfectas y no tuvieran fallos... no seguiría programando. De hecho, cuando Inform no me pelea al compilar echo de menos los fallos programativos.

Urbatain: Vale, pero yo te recomiendo que además de Morgul te busques un par de testers más, siempre que estés dispuesta a mejorar la aventura que vayas a sacar... Pues eso es todo, gracias por tu tiempo y esperamos ver pronto otra de tus obras.

Laureyne: Gracias a vos y saludos para todos.

11 Comentarios

  • Entrevista a Laureyne

    30 de septiembre de 2008 07:14, por Al-Khwarizmi

    Sobre lo que dice Urba de que "hay gente que no vendería aventuras por principios":

    Yo creo que cualquier paso hacia comercializar aventuras es positivo. No porque nos vayamos a forrar, sino simplemente porque significa difusión. Un contrato con la ONCE, por ejemplo, significaría que esa organización difundiese las aventuras, y por lo tanto tener muchos más jugadores. Y lo mismo con venderlas en los quioscos, etc.

    Vender software no es incompatible con el movimiento del software libre, todas las licencias libres (como la GPL) permiten vender.

    A los que no quieran vender "por principios", como dice Urba, les aconsejaría que no rechazaran de entrada eso... si por principios no queréis sacar dinero de las aventuras, ¿por qué no aceptáis contratos como éstos, y luego donáis todo lo que obtengáis a la ONG que mejor os parezca? Así no vais contra vuestros principios, pero aprovecháis las potenciales oportunidades de difusión.

    • Entrevista a Laureyne 30 de septiembre de 2008 07:34, por El Clérigo Urbatain

      Me da la sensación de que das demasiadas vueltas a las cosas, mezclando las churras con las merinas. Ni te quito la razón ni te la doy. Yo mismo compraré las IFs que saque la companía Textfyre http://www.textfyre.com/ pero buscar un contrato comercial con la ONCE para lo que YA tenemos, es absurdo e imposible. Es posible a título personal para desarrollar un juego comercial de tamaño considerable, pero en un principio, y por principios, tratar de sacar dinero de nuestras obras de arte desinteresadas... no lo voy a calificar de ninguna manera salvo como improbable.

      De todas formas el mercado está ahí, el público también. Que alguien a título personal llegue a un acuerdo con ONCE para desarrollar juegos de ACs de calidad es una cosa, pero involucrar a todo CAAD en ello es otra, y por principios ni se hará ni se debe de hacer. Yo buscaba distribución y promoción desinteresada, precisamente con ese punto de vista que comentas de donar algo a una ONG, pero repito por enésima vez, la sensación respecto al interés de la ONCE en ello fué muy mala... me dió la chamusquina de que sino iban a sacar tajada de una forma u otra, no les interesaba para nada, y eso me dejó a la defensiva con cualquier cosa que venga de la ONCE.

      Pero ya te digo, a título personal, que un grupo de aventureros contacte en privado con organizaciones de invidentes y cree juegos comerciales, me parece una gran idea. Leche, se lo voy a decir al presidente de Textfyre.

      Resumiendo, que a mi lo que me interesa es que se promocione CAAD tal y como es, no recomendar que se hagan ricos otros ;) Quien quiera ganar dinero con esto que se lo curre como hacen en Textfyre.

      • Entrevista a Laureyne 30 de septiembre de 2008 08:15, por Al-Khwarizmi

        Yo no digo que haya que involucrar a todo CAAD. Pero sí que digo que tenemos algunos autores que han producido obras de una gran calidad (y que conste que no me incluyo ni mucho menos, ya me gustaría a mí :D). Y es una pena que estas obras se queden en nuestras páginas donde poca gente las ve, y no tengan la difusión que les podría dar, por ejemplo, el ser distribuidas por la ONCE. Repito, el dinero es lo de menos, pero la comercialización es una manera más de dar las cosas a conocer... si con el windows de hace unos años en lugar del solitario hubiese venido una aventura, ahora tendríamos a medio mundo jugando aventuras, ¿o no? :D

        Yo no digo que tengamos que comercializar todas las aventuras del CAAD ni nada por el estilo, sino que es interesante explorar caminos por los que se pudiesen comercializar algunas aventuras de gran calidad, tal vez retocándolas o modificándolas si fuese necesario (algún testeo extra, etc.) y, por descontado, siempre que los autores quieran. Eso no haría ningún daño a los autores que no quisieran entrar en eso, aunque la verdad, sigo sin entender esas razones "de principios" que mencionas. Sigo diciendo que con el dinero se pueden hacer muchas cosas, incluyendo donarlo a causas benéficas, con lo cual no te estás lucrando con tu obra.

        Precisamente la actitud que no me gusta es esto de que cuando alguien habla aunque sea tímidamente de comercializar, salgan respuestas con palabras de tipo "absurdo", "imposible", o "principios". Tal vez sea difícil, tal vez no compense, tal vez no se consiguiera, pero no veo motivos para que no sea bueno como mínimo explorar esas posibilidades e informarse de ellas, en lugar de descartarlas de entrada en base a razones más viscerales que racionales.

        • Entrevista a Laureyne 30 de septiembre de 2008 11:42, por El Clérigo Urbatain

          Es que la cuestión con Laureyne es que ella preguntaba que por qué no vendíamos nuestras aventuras, las ya existentes en CAAD, y he ahí mi respuesta. No nos vamos a poner de acuerdo, me temo, ni falta que hace :)

          Lo que yo si veo una opción es si Laureyne llega a averiguar que tipo de pasos habría que hacer para comerciar aventuras, que un grupo de aguerridos aventureros se pusiesen manos a la obra para crear una aventura completa, larga, con multimedia y de calidad. Luego tratar de comercializarla por la ONCE, sino, publicarla en plan independientes, si al tiempo no se le saca rendimiento, pues ponerla gratis. Por intentarlo no se pierde nada. Se puede ganar algo de dinero, y además, a las malas, tenemos una gran aventura para jugar los demás.

          La cuestión de los principios... pues que quieres que te diga, yo no quiero ni hablar de dinero de mis obras por principios. No voy a pedir dinero por algo que puedes encontrar más y mejor gratuitamente. Y eso es por... principios.

        • Entrevista a Laureyne 30 de septiembre de 2008 12:01, por Jenesis

          pero repito por enésima vez, la sensación respecto al interés de la ONCE en ello fué muy mala... me dió la chamusquina de que sino iban a sacar tajada de una forma u otra, no les interesaba para nada, y eso me dejó a la defensiva con cualquier cosa que venga de la ONCE.

          Es que la ONCE es un negocio, y a veces no muy transparente, aquí tampoco hacen mucho caso. Yo lo intenté por medio de una amiga que trabaja allí y ni caso... xDD

          Sobre el tema de la comercialización de las aventuras está claro que si hubiera posibilidad se venderían, faltaría más, pero como no hay casi demanda se hace por amor al arte que remedio. xDD

          Un saludo a Laureyne, que parece que se "va o se ha" formalizado bastante desde la última vez que la traté. Es genial verla como una persona seria y sensata, ella ya me entiende. ;)

          saludos Jenesis

          • Entrevista a Laureyne 30 de septiembre de 2008 12:21, por Mel Hython
            El dinero lo ensucia todo. Yo personalmente me alegro de que no se puedan vender.
            • Entrevista a Laureyne 30 de septiembre de 2008 16:35, por Jenesis
              Como se nota que tú no estás en el paro. :P
  • Entrevista a Laureyne

    30 de septiembre de 2008 14:23, por Eliuk Blau

    Yo he de reconocer que si publicara una aventura que pudiera venderse, pues sí, la vendería, como no, como si se tratara de cualquier libro (que para mi la IF es básicamente un aspecto más de la literatura). Pero, he insisto, siempre permitiría que mi obra pudiera obtenerse libremente, por cualquier otro medio.

    Por ejemplo, extrapolándolo al ejemplo del libro, si algún día llegara yo a publicar alguna novela (Dios quiera!), siempre podrá ser obtenida libremente en PDF a través de internet o de cualquier otro medio. Y si alguna editorial quiere publicarme comercialmente, bienvenido sea, pero mi obra siempre será libre para quien quiera obtenerla. Como artista, no podría negarle mi trabajo a cualquiera porque no puede comprarlo, siendo el fin del arte la expresión, como no.

    Esta en mi visión personal. Entiendo también perfectamente a los autores que producen libros (o IF) no desde el punto de vista artístico, sino que es "su trabajo". Y venderle comercialmente, sin liberar, me parece igualmente válido.

    Digo que si tu fin es netamente artístico, pues no hay nada de malo en obtener beneficios económicos con tus obras, pero no puedes (por una razón ética inherente al propio sentido artístico) negarle a los demás la posibilidad de obtener tu obra de manera libre, no comercialmente. De otro modo, entonces no es arte. =P

    Son *mis* puntos de vista, por supuesto. =)

    Web : DreamBytes Adventures - Ficción Interactiva

  • Entrevista a Laureyne

    1ro de octubre de 2008 10:26, por JBG
    Las ACs deberían venderse y salir para la Play 3 :D.
  • Entrevista a Laureyne

    10 de octubre de 2008 19:21, por Sarganar

    ¿y comercializar extensiones? ah?!

    (sarganar se imagina en las Islas Caiman...)

    • Entrevista a Laureyne 11 de octubre de 2008 17:52, por Eliuk Blau
      Yo todavía tengo como una "sensación" de que a Textfyre podría llegar a interesarle DamusixI7 cuando se publique... por supuesto, está LGPLeada... así que yo de monedas no veré ni una... :P Jajajaja! (broma)... joder :( (jajajaja!)

      Web : DreamBytes Adventures - Ficción Interactiva


Seguir la vida del sitio  RSS 2.0: Artículos, Comentarios | Mapa del sitio | SPIP
CC Some rights reserved El contenido está disponible bajo los términos de Atribuir - Compartir bajo la misma licencia 3.0 ó 2.5 de Creative Commons.